lunes, 8 de febrero de 2016

Reseña: "Secreto Heredado", de Juan de Haro


Reseña

Secreto Heredado, de Juan de Haro


PUEDE CONTENER SPOILER

SINOPSIS:

“Mientras Rebecca Jones pasa unos días en Miami, disfrutando de su afición a la fotografía, su madre y su padrastro mueren en un accidente de avión. Como consecuencia recibe una herencia donde lo más desconcertante es una vieja mansión cuya existencia Rebecca desconoce.

¿Por qué un hombre honesto con quien ella había compartido una relación de hija y amiga decide ocultarle la mansión?

Rebecca se traslada a Budd Lake para encontrar la respuesta por sí misma. Allí, entre viejos diarios y retratos londinenses, recibe la visita de Kevin, un apuesto joven que sólo añadirá más sufrimiento a su tragedia. Un terrible secreto se cierne entre los muros de la mansión, secreto silenciado a gritos".

Si el escritor ya nos sorprendió con El retrato de Mary Rose, en esta novela, de nuevo, conjuga todos los elementos del género de misterio para crear una trama rica y bien construida y que demuestra que Juan de Haro ha venido para quedarse.

La protagonista, Rebeca Jones, nos habla en los primeros capítulos de cómo es, sus miedos, sus sueños, sus amores y, sobre todo, de su pasado, una historia difícil que bien nos recuerda a Ashley, la protagonista de El retrato de Mary Rose. Sin embargo, la felicidad presente de la que disfruta se ve destruida por la llamada que le comunica la muerte de su madre y de su padrastro. A partir de aquí, toda su realidad se precipita y no sabe muy bien cómo rehacer su vida tras el fatídico suceso. Incluso, trata con indiferencia a aquellas personas que desean su bien, como su novio.

En mitad de esta pesadilla, el abogado de la familia le revela que su padrastro, aquel que para ella ha sido en verdad un padre, le ha dejado en herencia una casa en el solitario pueblo de Bud Lake, casa que ella ni su madre conocían. No sabe cómo encajar este hecho, ya que su padrastro era para ella casi como un amigo y decide dejarlo todo para descubrir qué tiene esta casa de especial como para ocultarla al resto del mundo.

A través de esta aventura, el lector se adentrará en la atmósfera fría y silenciosa de Bud Lake y en los secretos que rodearon en un tiempo esa increíble mansión, tensión y angustia que se acrecentará con unos cuadros que la protagonista encontrará en la casa y también con un diario, escrito de puño y letra por su padrastro, ventana al pasado que Rebecca cruzará sin pensar en las consecuencias.

Ese ambiente frío y a la vez mágico irá paralelo a la amistad que entablará con Kevin Cohen, un chico atractivo y perfecto que trastocará a Rebecca.

Hasta aquí, he de decir que me ha encantado la trama de la novela, sobre todo, porque en pocas palabras, el escritor sabe describir esa atmósfera mágica con la que ya impresionó a muchas personas en El retrato de Mary Rose. Hay pequeños detalles que a lo largo de la novela me sorprendieron, pero no tienen gran relevancia en la trama. A parte de este pequeño inciso, es un libro que recomiendo enormemente.

Puntuación 4.8/5