miércoles, 26 de agosto de 2015

Reseña: "El retrato de Mary Rose" de Juan de Haro

PUEDE CONTENER SPOILER

Link para conseguirlo:



Sinopsis:
“Los padres de Ashley se han separado una temporada a causa de los problemas que su madre tiene con el alcohol. Ahora, seis meses después, viaja con su madre desde Boston, a la casa del lago donde vive su padre, en una pequeña ciudad llamada Wild Valley. Al llegar descubren que su padre ha cambiado. En realidad demasiado. Lo que antes fue un padre modelo para Ashley, es ahora todo lo contrario: frío y distante. ¿Por qué? Tras este escenario como fondo, Ashley ve un cuadro que hay en la casa del lago, en el que aparece una hermosa joven. Tras sufrir unas extrañas sacudidas, se obsesiona con él y empieza a investigar. Pronto comprueba que los extraños cambios de su padre están ligados al pasado de ese inquietante retrato... un pasado diabólico. Pero Ashley sólo tiene dieciséis años, ¿qué puede hacer una joven ante el desafío? Necesita conocer a alguien...”

 Con esta sinopsis, Juan de Haro presenta su obra a todo el mundo y, he de decir, que no deja indiferente a nadie.
La obra nos presenta la historia de Ashley con un pasado triste y difícil debido a la historia de sus padres. Enmarcando la historia en la ciudad de Wild Valley, en seguida, nos sumergimos en un ambiente mágico y remoto que nos indica que en esta historia las fuerzas mágicas y paranormales están al acecho de los habitantes de esta pequeña ciudad.

Ashley y su madre huyen de la ciudad con tal de pasar un tiempo alejadas de todo y, así, recuperar el contacto con el patriarca de la familia, pero, como bien reza la sinopsis, se mostrará éste como una persona fría y solitaria y será uno de los dos detonantes que harán moverse a Ashley. El otro detonante es un cuadro que se encuentra en el pasillo de su nuevo hogar: el retrato de Mary Rose. Entre la joven del retrato y la propia Ashley se establecerá un vínculo que superará los límites de lo conocido. La curiosidad hará a Ashley moverse por toda la ciudad, descubriendo todos sus lugares e historias, como lo que sucedió a la propia Mary Rose y, paralelamente, se enfrentará al extraño comportamiento de su padre, un referente para ella que antes se mostraba cariñoso y dócil cuando la adicción de su madre al alcohol la convertía en todo menos en un referente maternal.

Creo que en este aspecto, la novela puede cojear un poco, es decir, mediante flashbacks descubrimos los avatares de la vida de Ashley y su madre pero en lo que respecta al padre, no sabemos cómo fueron los meses en solitario en la casa de Wild Valley. Puede que haya alguna referencia pero poco más.

Otros personajes toman presencia en la historia son, a destacar sobre todo, el profesor Bill Marshall. Presentado como un James Bond novato, representa la acción en la historia y hará pareja con Ashley para intentar desentrañar qué ocurre con los personajes del pueblo, que muestran un comportamiento extraño, entre ellos el vecino de Marshall y el propio padre de Ashley. Será un comportamiento extraño que está relacionado con el propio pasado de Mary Rose, con lo que las historias se encauzan en torno a un camino sorprendente y mágico.

Ha sido una experiencia muy bonita leer esta historia y seguro que la gente también se sentirá como Ashley o Marshall a la caza de la verdad.


Puntuación 4.5/5


MÁS RESEÑAS: Extraños en un tren